Cómo proteger tu cuenta en PayPal

Con cientos de millones de usuarios en el mundo, PayPal lleva tiempo siendo el líder internacional en la industria de los pagos electrónicos. Pero, como sabemos, los estafadores buscan dinero y ahora más que nunca, ya que gran parte de nuestra vida es online. Esto es lo que debes hacer para protegerte cuando envíes o recibas dinero mediante PayPal.

¿Cómo proteger PayPal?

No hay duda de que PayPal es una plataforma de confianza con un alto nivel de seguridad que no deja de mejorar. Por ello, la empresa cuenta con un programa oficial de recompensas (bug bounty) en el que hackers de sombrero blanco (white hat) se dedican a descubrir vulnerabilidades y con el que desde 2018 les ha obsequiado con casi 4 millones de dólares. El programa también cubre otros servicios de PayPal, como Venmo.

PayPal también cuida de su responsabilidad con los datos de los usuarios: es cierto que en 2017 informó de una filtración, pero esta tenía que ver con la infraestructura de una empresa que PayPal estaba adquiriendo por aquel entonces. Además, todos los pagos en PayPal se realizan mediante las direcciones de correo electrónico de los usuarios, por lo que estos nunca tienen que compartir sus datos bancarios con los vendedores.

Dejando la tecnología a un lado, no podemos ignorar el factor humano. Aunque PayPal cuenta con muchos mecanismos para proteger las transacciones de sus usuarios, son ellos los que de vez en cuando comenten algún error. Para evitarlo, tan solo debes seguir estas reglas.

Protección contra ataque en PayPal

En primer lugar, asegúrate de que tu cuenta está protegida con una buena contraseña. Es decir, larga, única y difícil de adivinar. Si usas una contraseña débil o usas la misma en muchas cuentas, entonces tu cuenta de PayPal será vulnerable ante ataques de fuerza bruta o de relleno de credenciales. Crear una buena contraseña no es complicado.

Ya que las finanzas están en juego, vale la pena estar protegido. No te olvides de activar la autenticación de dos factores. Con PayPal puedes recibir códigos de un solo uso por mensajes de texto o generarlos con una aplicación. Esta última opción es, en general, la que se considera más segura, pero no importa el método de dos factores que uses siempre que uses alguno, por lo que, si no te gusta usar una aplicación de autenticación, al menos usa los códigos de un uso que se envían por SMS.

También deberías pensarte dos veces tus preguntas y respuestas de seguridad. El nombre de soltera de tu abuela o tu primera escuela puede que no sea algo complicado de averiguar gracias a tus redes sociales; ese tipo de preguntas no son nada seguras, pero tú puedes ser más listo. Por ejemplo, en lugar de usar el nombre de tu antigua escuela, pon el nombre de algún familiar o amigo, pero no olvides la respuesta que has usado.

Además de reforzar la autenticación, asegúrate de que tienes las notificaciones configuradas para que se ajusten a ti. Activar los mensajes Push en móvil sobre pagos enviados puede que sea el método más útil en términos de seguridad porque, así, si alguien accede a tu cuenta y empieza a gastar tu dinero, lo sabrás al momento y podrás detenerlo de inmediato.

Otro consejo: Aunque tengas las notificaciones activas, no vendría mal que comprobaras manualmente el historial de transacciones de tu cuenta de vez en cuando. Si encuentras transacciones que no has hecho, cambia la contraseña y las preguntas de seguridad y ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de PayPal inmediatamente.

Protección de vulnerabilidades en las aplicaciones de PayPal

El software lo escriben las personas y estas cometen errores que, a su vez, se convierten en vulnerabilidades que los cibercriminales pueden aprovechar. Como ya hemos dicho, PayPal invierte mucho en la búsqueda de vulnerabilidades y puede que lo haga aún más en eliminarlas de sus productos y sistemas.

Pero, a pesar de los recursos que invierta continuamente PayPal en protegerte, tendrás que poner algo de tu parte. Mantén actualizadas las aplicaciones de tu smartphone y, los usuarios de computadoras que usen la versión web de PayPal, no deben saltarse ninguna actualización del SO y del navegador. Instala todas las actualizaciones en cuanto estén disponibles.

No te olvides de hacer análisis de antivirus en los dispositivos con los que uses PayPal (tu smartphone). Cuando tu dinero está en riesgos, ninguna precaución es insuficiente.

La protección ante ciberataques en PayPal

Recuerda que no es seguro usar redes wifi publicas. Nunca hagas transacciones financieras a través de ellas sin estar seguro de que la conexión es segura y, si te urge llevar a cabo alguna cuando estés usando una red wifi gratuita en una cafetería o aeropuerto, primero establece una conexión VPN segura y, solo entonces, abre tu aplicación de PayPal.

Ten cuidado con los e-mails que recibas y que parezcan ser de PayPal porque podrían ser phishing. PayPal es uno de los servicios más afectados por estafas relacionadas con falsos correos electrónicos porque, recuerda, los estafadores siguen el dinero. Usa las técnicas comunes de observación para detectar el phishing: comprobar minuciosamente el remitente y los enlaces del mensaje.

Mejor aún, no hagas clic en ningún enlace. En su lugar, introduce la dirección de PayPal en tu navegador, inicia sesión y comprueba si tienes alguna notificación y, si no hay ninguna, es muy probable que el correo sea falso.

Y, más importante, nunca introduzcas tus credenciales de PayPal si tienes la mínima duda sobre la legitimidad del mensaje o web en la que estés.

Algunos recomiendan usar Paypal desde un navegador o, incluso, desde un dispositivo cuyo uso esa únicamente ese.

Fuente:

Kaspersky

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pocket

Deja un comentario